FAMILIAS SALUDABLES, FAMILIAS FELICES

El cuidar de nuestras familias, trae consigo innumerables beneficios, siendo necesaria una breve revisión de las características idóneas que nos permitan la construcción de familias saludables; es decir familias felices.

En el campo de la salud, la familia es la unidad básica de intervención, ya que sus miembros “tienen el compromiso de nutrirse emocional y físicamente; es aquí donde se debe enfocar la atención para mejorar la salud de la población de nuestro Perú.

Revisemos un poco…

¿Qué es una Familia Saludable?

Una familia saludable es aquella que consigue construir un entorno físico y de relaciones del grupo familiar que favorezcan el desarrollo humano de cada uno de sus miembros y que les permita alcanzar su óptimo potencial, respetando su dignidad de acuerdo a sus expectativas y necesidades.

¿Qué es lo que caracteriza a las Familias Saludables?

Las Familias Saludables, se caracterizan por lo siguiente:

  • Cada miembro de la familia debe haber satisfecho sus principales necesidades de salud, en el ámbito biológico, psicológico y social.
  • Los miembros de la familia practican hábitos y comportamientos saludables, de acuerdo a su etapa de vida.
  • Existe una relación adecuada entre los miembros de la familia: Comunicación, Manejo de Conflictos, Pautas de Crianza, entre otros.
  • La vivienda y entorno físico de la familia, son adecuados para los estándares regionales, brindan un espacio libre de riesgos para la familia.
  • La familia está plenamente insertada en la comunidad, participando de las acciones comunales y compartiendo lo aprendido (estilos de vida saludable) con las demás familias de la comunidad.
  • Una familia saludable, se adapta de manera exitosa a los cambios propios de cada etapa del ciclo vital familiar, superando los problemas y dificultades que se pudieran presentar.

¿Qué funciones cumplen las Familias Saludables?

Cumplen con las siguientes funciones:

  • Socialización: Promover condiciones que favorezcan el desarrollo biopsicosocial en cada uno de los miembros de la familia, propiciando la réplica de valores individuales y patrones conductuales propios de cada familia.
  • Afecto: interacción de sentimientos y emociones en los miembros de la familia que propicia la cohesión del grupo familiar y el desarrollo psicológico personal.
  • Cuidado: protección y asistencia incondicionales de manera diligente y respetuosa para afrontar las diversas necesidades (materiales, sociales, financieras y de salud) del grupo familiar.
  • Estatus: participación y transmisión de las características sociales que le otorgan a la familia una determinada posición ante la sociedad.
  • Reproducción: provisión de nuevos miembros a la sociedad.
  • Desarrollo y ejercicio de la sexualidad.

Después de este revisión, conviene preguntarnos ¿Cómo se están dando las relaciones entre los miembros de nuestras familias? ¿Son realmente familias felices? ¿Cumplen con sus funciones como tal? Si la respuesta fuera negativa, ¿Qué podemos hacer por mejorarlas? Si fuera lo contrario ¿Cómo enriquecerlas y hacerlas mucho más benéficas para todos? ¿Cómo impulsar el establecimiento de relaciones sanas y armónicas en la familia? ¿Cuáles son las condiciones necesarias para construir una familia saludable? ¿Qué es lo que están haciendo nuestros gobernantes y sistema de salud, por la salud de nuestras familias y por ende de nuestra sociedad? ¿Qué hacemos nosotros por nuestras propias familias?

Intentemos dar respuesta a estas interrogantes… y formemos parte de este debate.

 

¡Buenas Noches, Suprahumanos!

Jessica Eliana

Médico Familiar,
Madre, Amiga, Mujer,
Cantante aficionada.

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas